Archivo de la categoría: Mitología latina

Io Saturnalia, Io (Esa Navidad…)

Buenas tardes resucitadores, hace tiempo que no hablamos, pero hoy estamos de vuelta para explicaros cuál es el origen de esa maravillosa fiesta que llega a final de año y viene ¡¡CARGADA DE REGALOS!!!

  • EH pero ¿la Navidad no surgió así cuando nació Jesús?

Pues la verdad es que, aunque lo que hoy celebramos es una fiesta cristiana, ya los zombis tenían unas fiestas muy parecidas en esta época, que son las que vamos a conocer hoy.

  • Qué adelantados estos zombis, ya estoy deseandito conocer y celebrar esta nueva fiesta (así tendré doble de regalos). Cuéntame, oh Musa, las festividades de los zombis.

En un principo la festividad que dio origen a la Navidad estaba consagrada (se hacía en honor a) el dios Saturno (que era un dios muy tocho asociado a la cosecha, el papá de Júpiter). Es por esto por lo que la celebración se llama Saturnalia y se celebraba el 17 de Diciembre y duraba 7 días.

  • Ajá, entonces, Saturnalia era la antigua Navidad. ¿Y tenían regalos, y árboles  y lo que tenemos hoy?

Bueno… regalos sí que había, pero era bastante más macabra que a lo que estamos acostumbrados. Cierto autor, E. Cantarella, nos cuenta que: “Los pelasgos habían levantado  un templo a Dite y un altar a Saturno llamando Saturnalia a la fiesta en honor del dios, además consideraron oportuno durante mucho tiempo tener que sacrificar cabezas humanas a Dite e inmolar hombres a Saturno“.  ¿Y sabéis por qué hacían todo esto? ¡¡¡POR QUE UN ORÁCULO SE LO DIJO!!!! Si es que estos zombis se creían cualquier cosa.

  •  ¡ARGH, qué asco! Eso tenía que oler fatal, bueno y lo del asesinato, que está feo…¿Pero en qué consistía Saturnalia?

Pues sí, queridos resucitadores, todo olía fatal, la antigüedad olía fatal. Saturnalia era un periodo de fiesta y desenfreno.

Tenemos datos que nos dicen que se daban regalos, sabemos que los zombis romanos salían a la calle a cantar y bailar, y aprovechaban estas fiestas para ver a sus amigos y parientes e intercambiar regalos (nada de Iphones, Tablets y esas cosas) y los más pedidos eran fruta, nueces, velas y figuritas de terracota.

Tal como hoy en día, se cerraban las escuelas, los tribunales y las tiendas, se paraban las guerras, se liberaba a los esclavos, y los romanos cometían todo tipo de excesos con la bebida y la comida (las resacas no cambiaban, era como en la actualidad pero sin Ibuprofeno que la curara).

  • Arsa. Arsa. Fiesta zombi. ¿Y ya está? ¿Esa era la fiesta de los romanos que se parece a la Navidad?

El origen de la Navidad no queda ahí. Resulta que en el Imperio Romano se había extendido el culto al dios Mitra. Un dios solar de origen persa que renacía en el solsticio de invierno (25 de Diciembre). ¿Casualidad? No lo creo. En Roma esta festividad adquirió el nombre de Natalia Solis Inuicti. Mitra había nacido, según la mitología, en una cueva, se le conocía como el Salvador…Este dios viajó a numerosos lugares expandiendo su influjo y predicando sus doctrinas. En una de esas, llegó a Roma y se hizo muy muy famoso.

  • Vaya, qué casualidad tan casual. Se parece mogollón a la historia de Jesús.

Después del día 25, empezaba el festival de Sigillaria (quién pudiera celebrar 3 fiestas consecutivas *guiño, *guiño). Estos días estaban dedicados, sobretodo, a hacer regalos a los niños: anillos, muñecos y lo más de los más…¡CANICAS! A los pequezombis les encantaban las canicas, como muchos documentos nos muestran. Durante este festividad, se decoraban las casas y las plantas.

  • ¡Eh! ¡Yo también hago eso en casa! ¡Pongo el Árbol de Navidad! (Y me queda monísimo)

Más o menos, pero no. Estos zombis decoraban los árboles, pero los que estaban fuera. Colgaban figuritas, encendían velas, pero no metían el árbol dentro de casa, solo decoraban los que ya estaban en la tierra. Eran ecologistas, ¡pobres árboles!

  • Ajá, entonces lo que se celebra el 25 de Diciembre (fum, fum, fum) es el solsticio de Invierno, y se le atribuye a varios dioses, pero cómo acabó siendo Navidad.

Verás, el emperador romano Constantino I era un fiel seguidor de las tradiciones paganas concernientes al dios del Sol. Después de ver una visión sobre cómo vencer en una guerra (a saber lo que había comido, seguro que se había pasado comiendo en la Saturnalia) se convirtió al Cristianismo, ya que se cumplió todo tal como había visto. Hasta este momento el Cristianismo era ilegal, pero, en el año 321, Constantino legalizó el cristianismo, y declaró que el día del “nacimiento del sol invencible”, que se celebraba el 25 de diciembre, debía ser considerado como una nueva fiesta cristiana para celebrar el nacimiento de Cristo. Con estas tácticas, no se alteraba el calendario romano, y las tradiciones paganas (fiesta, regalos, bebercio, arsa, yuju) se fueron adaptando al cristianismo.

En el 350, el papa Julio I reconoció oficialmente el 25 de diciembre como la Fiesta de la Natividad (Navidad, para los amigos).

  • BIEN, AHORA CONOZCO MEJOR LAS ZOMBI FIESTAS Y CÓMO SE DIVERTÍAN… ¡¡Y no se diferencian tanto de nosotros!! Ya sabía yo que era un poco zombi.

Y de parte de los creadores de “Las lenguas zombis” (Edepolmehercle y Laslenguaszombis) os deseamos Feliz Saturnalia, Feliz Natividad del Sol Invicto, Feliz Sigillaria y Feliz Navidad

Anuncios

Esa furiosa Dido…el musical

Si os gustó nuestra anterior entrada acerca de Dido y Eneas, en esta ocasión ¡Traemos el mito renovado!

  • SIIIIII (grito de fangirl) Nos encantó, queremos ver qué nuevas nos traes.

Hay más grupos de guías por el mundo zombi, además de nosotros,  para que os percatéis de que los zombis no están tan muertos como creíais, un grupo extranjero ha hecho un musical del mito de Dido y Eneas.

  • Oh my Zeus! Esto no me lo pierdo ni aunque Baco me lo impida con su jugo.

Pues para los más aventureros, los más atrevidos del mundo zombi, los que no les temen a las lenguas zombis…(redoble de tambores). Les presentamos, con todos ustedes, ¡Dido y Eneas, EL MUSICAL!

  • Oh no, pero estará en latín zombi ¿lo entenderé?

Tranquilo resucitador de lenguas zombis, aquí un servidor os deja la letra traducida, para que la disfrutéis.

+Arrojé mi voto en la cueva,

no preguntes; nunca lo diré

al terminar aquello, te veo

•Marchaste al encuentro

-Doy mi alma por los hados

+Riqueza a cambio de un beso

no esperaba esto en absoluto

•Marchaste al encuentro

+Me observaste

con la toga rota

con la rodilla desnuda,

al surgir un gran fervor

¿Piensas huir de mí, huésped? 

Ay, me muero

y esto es una locura

Llámame Dido

llámame si eso.

A penas te veo,

mi pichoncito,

llámame Dido

llámame si eso.

Ay, me muero

y esto es una locura

llámame Dido

llámame si eso.

Otros muchachos me

intentan perseguir.

Llámame Dido

llámame si eso.

Respondiste retrasándote,

muero por la virtud de un hombre,

nada me diste

•Por su parte a tu alcance

+Estoy delirante y llorosa

no sabes oponerte (¡ay!) al destino.

-Ahora soy odiado por la reina por esto,

los hados me empujan.

Esos locos indoeuropeos

Para saber cómo enfrentarnos a las lenguas zombis está bien conocer de dónde vienen, así sabremos a qué ancestros ofender si queremos atacar mediante golpes bajos.

El latín y el griego pertenecen a la familia indoeuropea.

  • ¿Cómo? ¿No surgieron como champiñones?

Qué va. Antes de ellos, dicen los filólogos, que estaban los indoeuropeos. Y eso lo saben por la similitud entre las lenguas. Hay palabras y estructuras sintácticas muy parecidas. Los filólogos son gente sospechosa por naturaleza y pensaron: “¿Casualidad? No lo creo”.

Así pues, los filólogos reconstruyeron, a partir de las semejanzas, lo que debió ser el indoeuropeo. Por supuesto que probablemente no existió tal cual, pero bueno, algo así debió haber.

  • ¿Y esa familia de lenguas indoeuropeas sólo tiene como miembros al latín y al griego?

Pues no. Es una familia numerosa, con diferentes miembros que a su vez tuvieron hijos y esos hijos se relacionaron entre sí… Y bueno, que al final, todos somos hermanos.

  • Oh. Qué curioso. Quiero saber cuáles son las lenguas indoeuropeas.

Lenguajes derivados del indoeuropeo

(fuente de la imagen: http://www.historiadelascivilizaciones.com/2014/03/familia-de-lenguas-indoeuropeas-esquema.html)

  • Oh cielos, entonces, el español viene del latín, ergo meterme con él es insultar a mi lengua madre.

Vaya que sí. Y no sólo eso, sino que, como iremos viendo en otras entradas, hay muchas relaciones entre el latín y el griego. Y entre el latín y el germánico. Así que mejor adoptaremos una posición no hostil contra las lenguas zombis, que son nuestras madres, y a las madres se las respeta.

Para ubicarnos más o menos:

las-lenguas-indoeuropeas-2-728

(fuente de la imagen: http://es.slideshare.net/mmuntane/las-lenguas-indoeuropeas-9293567)