Archivo de la etiqueta: Roma

Io Saturnalia, Io (Esa Navidad…)

Buenas tardes resucitadores, hace tiempo que no hablamos, pero hoy estamos de vuelta para explicaros cuál es el origen de esa maravillosa fiesta que llega a final de año y viene ¡¡CARGADA DE REGALOS!!!

  • EH pero ¿la Navidad no surgió así cuando nació Jesús?

Pues la verdad es que, aunque lo que hoy celebramos es una fiesta cristiana, ya los zombis tenían unas fiestas muy parecidas en esta época, que son las que vamos a conocer hoy.

  • Qué adelantados estos zombis, ya estoy deseandito conocer y celebrar esta nueva fiesta (así tendré doble de regalos). Cuéntame, oh Musa, las festividades de los zombis.

En un principo la festividad que dio origen a la Navidad estaba consagrada (se hacía en honor a) el dios Saturno (que era un dios muy tocho asociado a la cosecha, el papá de Júpiter). Es por esto por lo que la celebración se llama Saturnalia y se celebraba el 17 de Diciembre y duraba 7 días.

  • Ajá, entonces, Saturnalia era la antigua Navidad. ¿Y tenían regalos, y árboles  y lo que tenemos hoy?

Bueno… regalos sí que había, pero era bastante más macabra que a lo que estamos acostumbrados. Cierto autor, E. Cantarella, nos cuenta que: “Los pelasgos habían levantado  un templo a Dite y un altar a Saturno llamando Saturnalia a la fiesta en honor del dios, además consideraron oportuno durante mucho tiempo tener que sacrificar cabezas humanas a Dite e inmolar hombres a Saturno“.  ¿Y sabéis por qué hacían todo esto? ¡¡¡POR QUE UN ORÁCULO SE LO DIJO!!!! Si es que estos zombis se creían cualquier cosa.

  •  ¡ARGH, qué asco! Eso tenía que oler fatal, bueno y lo del asesinato, que está feo…¿Pero en qué consistía Saturnalia?

Pues sí, queridos resucitadores, todo olía fatal, la antigüedad olía fatal. Saturnalia era un periodo de fiesta y desenfreno.

Tenemos datos que nos dicen que se daban regalos, sabemos que los zombis romanos salían a la calle a cantar y bailar, y aprovechaban estas fiestas para ver a sus amigos y parientes e intercambiar regalos (nada de Iphones, Tablets y esas cosas) y los más pedidos eran fruta, nueces, velas y figuritas de terracota.

Tal como hoy en día, se cerraban las escuelas, los tribunales y las tiendas, se paraban las guerras, se liberaba a los esclavos, y los romanos cometían todo tipo de excesos con la bebida y la comida (las resacas no cambiaban, era como en la actualidad pero sin Ibuprofeno que la curara).

  • Arsa. Arsa. Fiesta zombi. ¿Y ya está? ¿Esa era la fiesta de los romanos que se parece a la Navidad?

El origen de la Navidad no queda ahí. Resulta que en el Imperio Romano se había extendido el culto al dios Mitra. Un dios solar de origen persa que renacía en el solsticio de invierno (25 de Diciembre). ¿Casualidad? No lo creo. En Roma esta festividad adquirió el nombre de Natalia Solis Inuicti. Mitra había nacido, según la mitología, en una cueva, se le conocía como el Salvador…Este dios viajó a numerosos lugares expandiendo su influjo y predicando sus doctrinas. En una de esas, llegó a Roma y se hizo muy muy famoso.

  • Vaya, qué casualidad tan casual. Se parece mogollón a la historia de Jesús.

Después del día 25, empezaba el festival de Sigillaria (quién pudiera celebrar 3 fiestas consecutivas *guiño, *guiño). Estos días estaban dedicados, sobretodo, a hacer regalos a los niños: anillos, muñecos y lo más de los más…¡CANICAS! A los pequezombis les encantaban las canicas, como muchos documentos nos muestran. Durante este festividad, se decoraban las casas y las plantas.

  • ¡Eh! ¡Yo también hago eso en casa! ¡Pongo el Árbol de Navidad! (Y me queda monísimo)

Más o menos, pero no. Estos zombis decoraban los árboles, pero los que estaban fuera. Colgaban figuritas, encendían velas, pero no metían el árbol dentro de casa, solo decoraban los que ya estaban en la tierra. Eran ecologistas, ¡pobres árboles!

  • Ajá, entonces lo que se celebra el 25 de Diciembre (fum, fum, fum) es el solsticio de Invierno, y se le atribuye a varios dioses, pero cómo acabó siendo Navidad.

Verás, el emperador romano Constantino I era un fiel seguidor de las tradiciones paganas concernientes al dios del Sol. Después de ver una visión sobre cómo vencer en una guerra (a saber lo que había comido, seguro que se había pasado comiendo en la Saturnalia) se convirtió al Cristianismo, ya que se cumplió todo tal como había visto. Hasta este momento el Cristianismo era ilegal, pero, en el año 321, Constantino legalizó el cristianismo, y declaró que el día del “nacimiento del sol invencible”, que se celebraba el 25 de diciembre, debía ser considerado como una nueva fiesta cristiana para celebrar el nacimiento de Cristo. Con estas tácticas, no se alteraba el calendario romano, y las tradiciones paganas (fiesta, regalos, bebercio, arsa, yuju) se fueron adaptando al cristianismo.

En el 350, el papa Julio I reconoció oficialmente el 25 de diciembre como la Fiesta de la Natividad (Navidad, para los amigos).

  • BIEN, AHORA CONOZCO MEJOR LAS ZOMBI FIESTAS Y CÓMO SE DIVERTÍAN… ¡¡Y no se diferencian tanto de nosotros!! Ya sabía yo que era un poco zombi.

Y de parte de los creadores de “Las lenguas zombis” (Edepolmehercle y Laslenguaszombis) os deseamos Feliz Saturnalia, Feliz Natividad del Sol Invicto, Feliz Sigillaria y Feliz Navidad

Anuncios

Esas declinaciones latinas (III)

Muy buenas tardes, resucitadores. Hace mucho tiempo que no nos enfrentamos al Latín pero ya era hora. ¡Vamos a acabar de una vez por todas con las Declinaciones latinas!

  • ¡Pero hace eones que no veo nada, no voy a ser capaz de entenderla!

No te preocupes, resucitador, vamos a ver la cuarta y la quinta declinación, son muy muy fáciles, además, son pocas las palabras que pertenecen a estas declinaciones, así que no te preocupes.

  • Muy bien, vale. Me fío de ti, vamos a por ellas.

Vamos a empezar por la cuarta. Es muy sencilla, se parece a la segunda, por lo que siempre tienes que prestar MUUCHA atención al GENITIVO. En esta declinación encontraremos palabras masculinas, femeninas y neutros. Pero no le tengas miedo, en un momento quedará todo más claro que el cielo cuando Zeus no se enfada.

  • Jopé, esto es más raro de lo que me esperaba. Las desinencias no serán muy complicadas, ¿no?

En absoluto, vamos a ella. Primero a por las correspondientes a masculino y femenino.

Singular

  • Nominativo-us (man-us) La mano está sobre la mesa.
  • Vocativo-us (man-us) ¡Eh mano, responde, no te duermas!
  • Acusativo-um (man-um) Pon la mano donde estaba.
  • Genitivo-ūs (man-ūs) La chuleta va en la palma de la mano.
  • Dativo-ui (man-ui) Me apuntó a la mano con el láser.
  • Ablativo-ui (man-ui) Me golpeé con la mano.

Plural

  • Nominativo-us (man-us) Las manos son muy sucias.
  • Vocativo-us (man-us) ¡Eh, manos, quedaos quietas!
  • Acusativo-us (man-us) Poned las manos sobre la cabeza.
  • Genitivo-uum (man-uum) Cabeza, hombros, rodillas, dedos de las manos.
  • Dativo-ibus (man-ibus) Agradecí a las manos por mi gran cuadro.
  • Ablativo-ibus (man-ibus) Luché contra una mosca con las manos.

Como veis no es muy complicado. Para el neutro lo único que hay que tener en cuenta, como siempre, es que Nominativo, vocativo y acusativo singulares son -u, como Cornu (cuerno). En plural el nominativo, vocativo y acusativo son -ua, como cornua (cuernos). El resto de casos se queda igual que en masculino/femenino.

  • ¡Anda! Pues tampoco es tan complicado. Buah, a esto no le temo. Vamos con la quinta, que seguro que es igual o más fácil.

En absoluto te equivocas, resucitador, la quinta declinación es muy sencilla, a ella pertenecen muy muy pocas palabras. Encontrar una palabra de la quinta es como encontrar un gamusino. La palabra más utilizada de esta declinación es res, rei (cosa).

Vamos a ver las desinencias para las palabras masculinas y femeninas. No hay neutros en esta declinación. ¡BIEN!

Singular.

  • Nominativo-es (r-es) La cosa pinta mal.
  • Vocativo-es (r-es) ¡Oh, cosa!
  • Acusativo-em (r-em) Trae la cosa aquí.
  • Genitivo-ei (r-ei) El asunto de la cosa es importante.
  • Dativo-ei (r-ei) ¡Las culpas a la cosa esa!
  • Ablativo-e (r-e) Viajé con esa cosa en la cabeza.

Plural.

  • Nominativo-es (r-es) Las cosas van de lujo.
  • Vocativo-es (r-es) ¡Oh, cosas en el cielo, no caigáis sobre mi cabeza!
  • Acusativo-es (r-es) Poned las cosas en la bolsa.
  • Genitivo-erum (r-erum) El peso de las cosas rompió el barco.
  • Dativo-ebus (r-ebus) Gracias a las cosas estoy aquí.
  • Ablativo-ebus (r-ebus) Mejor con las cosas.

Y hasta aquí han llegado las declinaciones latinas. Son simplemente cinco *inserte rima aquí*. Las dos últimas son un paseo, así que sin miedo y ¡a por todas, resucitadores!

  • Buah, estas dos declinaciones ya me las sé. Ahora sabré en qué caso están todas las palabras en latín. Ya no les temo a las declinaciones 🙂

QUE NO SE TE OLVIDE REPASAR LA PRIMERA Y LA SEGUNDA DECLINACIÓN Y, SOBRE TODO, ESA TEMIDA TERCERA DECLINACIÓN

Esa República Romana

Como podréis imaginar, esos locos zombis no vivían en ¡anarquía! Tuvieron a lo largo de su historia varios sistemas de gobierno, cada uno con sus características.

  • Y yo que creía que estaban locos estos romanos. ¿Cómo se organizaban?

Pues se sabe que al principio de los tiempos, los primeros zombis estaban bajo una monarquía, su primer rey fue Rómulo. Pero la etapa zombi más conocida es la República, que entró en vigor tras la expulsión del último rey, Tarquinio el soberbio.

  • ¡Qué nombre tan raro, con esos nombres normal que cambiaran el gobierno!

Bueno, el gobierno no cambió por los nombres raros, todos los zombis tienen nombres raros. Tarquinio fue un rey sanguinario y cruel, por lo que el pueblo enfurecido se unió para expulsarlo y formar un senado. Este senado decidió abolir la monarquía y constituir una república en el 509 a.C

  • ¿Y ese senado por quién estaba formado? ¿Zombis sabios con barba?

El senado estaba formado por los ricos aristócratas, los patricios. Los esclavos no podían acceder al senado por lo que había democracia, pero tampoco demasiada. Y bueno, tampoco nada de mujeres (los zombis eran algo machistas).El senado era un órgano de consulta y asesoramiento a los cónsules.

  • ¡Uy! ¿Cónsules? ¿Esos quienes son? ¡No más nombres raros, por Zeus!

Los cónsules eran dos patricios que ejercían funciones de gobierno, funciones militares y administraban la justicia. Eran dos porque de esta manera no podían hacer lo que les saliera del pi…, tenían que llegar a acuerdos, hacer pactos, etc ¡Nada de mayoría absoluta!

  • ¡Bah! ¡Pues tampoco es para tanto! ¿Esto es todo?

Sorry not sorry. Hay algunas cositas más. Existían otras magistraturas:

  1. Censores: Se encargaban del censo (como hoy en día), es decir, del empadronamiento de las personas y sus bienes (saber cuántos habitantes tiene la ciudad).
  2. Cuestores: Recaudaban impuestos y manejaban el tesoro (¡Quién fuera tesorero para llevarse un pellizco!).
  3. Pretores: Administraban la justicia (los polis del barrio, vaya).
  4. Ediles: Se encargaban de la organización municipal, los mercados, los juegos, mantenimiento de calles, etc. (los actuales concejales, a los que, de hecho, se les sigue llamando ediles).

Además de esas magistraturas no debemos olvidarnos de los comicios o asambleas:

  1. Asamblea Centurial: asambleas militares convocadas por los cónsules. Con el voto mayoritario aprobaban las leyes y elegían a los cónsules.
  2. Asamblea Tribal: era la asamblea de la plebe (del pueblo llano), presidida por el Tribuno. Los tribunos de la plebe eran dos, elegidos en estas asambleas. Ellos se encargaban de defender los derechos del pueblo en el senado.
  3. Asamblea Curial: reunión de patricios. Los votos de la mayoría de las curias (tribus) constituía el voto del pueblo.

Todo este sistema de gobierno se verá modificado, tampoco demasiado, los zombis no estaban locos, debido a la política de expansión que se llevó a cabo durante los años de república. ¡No os perdáis el próximo episodio! Prometo que estará lleno de acción zombi, que aunque sean viejetes no paran.

  • ¡BIEN! Sabía yo que estos zombis eran más organizados de lo que aparentaban :).