Archivo de la etiqueta: Safo

Esa enferma Safo

De repente, Safo se contagió de un virus terrible con unos síntomas que hacían predecir un cuadro clínico reservado.

Resulta que comenzó a tener taquicardias, se quedó totalmente afónica y le dolía al intentar hablar, tenía una fiebre más que alta, se le nublaba la vista, le zumbaban los oídos, de pronto le daban escalofríos y temblaba. Además, estaba pálida, casi amarillenta.

  • ¿Qué terrible enfermedad tenía Safo?

El amor. Esa horrible enfermedad a la que se conocen muchas curas y casi ninguna sirve. Resulta que, como tantas personas a lo largo de la historia, se enamoró por encima de sus posibilidades: la persona amada es vista como un ser tan absolutamente perfecto que, con tan solo encontrarte cerca de él/ella todos tus defectos parecen acrecentarse. Y de repente eres la persona más temblorosa y tonta del planeta.

  • ¿Fue por esta enfermedad por la que se convirtió en zombi Safo?

En gran medida sí, la expresión del amor de Safo ha dado pie a que muchos autores la lean y la reinterpreten constantemente. Así que gracias a esta enfermedad que Safo decidió plasmar con palabras, nunca ha muerto y se puede considerar como una perpetua zombi.

 

Me parece semejante a los dioses

el hombre que se sienta frente a ti

y, cerquita, te escucha

mientras hablas con palabras tiernas

y ríes dulcemente. ¡Cómo hiela

mi corazón dentro del pecho!

Si un momento te miro

no me viene la voz,

se me quiebra la lengua y enseguida

corre bajo mi piel un sutil fuego.

No veo con mis ojos nada y los oídos

no dejan de zumbarme.

El sudor se desliza por mi cuerpo y el temblor

se apodera de mí. Más ocre que la grama

me torno y siento que ya me falta poco

para morir del todo.

Traducción de José Luis Calvo Martínez

“Antología de poesía erótica griega”, Cátedra, 2009 (Madrid)

Anuncios